Las lunas y la seguridad

91 710 04 15
Las lunas y la seguridad

Las lunas tienen que tener las características que buscamos en todo cristal de calidad: buena transparencia, facilidad de limpieza, resistencia a los arañazos, buen encaje en la estructura (en este caso del vehículo) y que aísle bien… pero además en los talleres de lunas en Villaverde, Madrid, tenemos muy presente su tremenda importancia para la seguridad pasiva del coche.

Además de lo que muchos ya conoceréis, los avances en las lunas que han permitido que la cabeza y los ojos estén mucho más protegidos –antes la ceguera era una consecuencia más o menos común de los accidentes con rotura de luna— hay estudios recientes que demuestran que los cristales son también lo que en caso de choque sostiene la estructura del vehículo hasta en un 30 por ciento. Hablando claramente, significa que una buena luna te da una papeleta más, entre tres, de no sufrir aplastamiento en caso de colisión. Merece la pena, ¿verdad?

El cristal que usamos en los talleres de lunas en Villaverde, Madrid, es laminado. Es decir, que consta de capas de cristal propiamente dicho y otras de polivinilo (PVB). Con los últimos materiales incluso se ha visto que, cuando hay vuelco, tener techo de cristales de última generación es más seguro en este aspecto que tener techo normal.

Los vidrios de seguridad que se usan han aumentado las pequeñas fracturas por golpes, los llamados chinazos, pero puedes estar seguro de que no saltarán en trozos grandes y afilados.

Eso sí, si tienes fracturas visibles, aunque sean pequeñas, el parabrisas pierde parte de su función de resistencia estructural. Si esto sucede, ven a Glass Drive Villaverde cuanto antes.

haz clic para copiar mailmail copiado